Ésta es dualidad pura: tiempo y espacio, nacimiento y muerte, dos extremos: está la luz y está la oscuridad, está el miedo y está el amor. Esa es la ilusión, y en ambos niveles hay extremos.  La mayor parte de las personas vive en el medio, tal vez van un poquito hacia acá, tal vez un poquito hacia allá, pero la mayoría vive en el medio y todos estos aspectos crean nuestra ilusión: nuestros juicios, nuestros miedos. Todo lo que crea esta ilusión de dualidad es perfecto, es perfectamente dual.

Para poder conocer el amor tienes que conocer el miedo, para conocer la derecha tienes que conocer la izquierda, para conocer la luz tienes que conocer la oscuridad, tiene que existir la dualidad. Para poder percibir la mortalidad tiene que existir el nacimiento y la muerte, para que exista la vulnerabilidad y la fragilidad tiene que existir toda esta dualidad.

Hasta el reino de los insectos, todo es dual: nacimiento, muerte, nacimiento, muerte, nacimiento, muerte. Es una ilusión perfecta de dualidad, absolutamente perfecta. Tú eres perfectamente humano, todo se está desenvolviendo perfectamente, pero eso no es quien eres. Ahora, tienes que vivir en ese espacio, y luego  todo empieza a cambiar.

Entonces ¿cómo llegó a vivir en ese espacio para poder empezar a disfrutar de esta increíble ilusión? Porque cuando vivimos en miedo y no en apreciación, amor y gratitud, toda la magnificencia y la belleza y lo intrincado y la perfección se pierden en los ojos del miedo.

Una vez que empiezas a experimentar el amor, todo empieza a cambiar y ves belleza absoluta y simplicidad en solo SER, despiertas feliz porque sí cada día, porque estás enfocado en el amor, naturalmente das desde un lugar de abundancia, todo se torna importante porque tú eres importante y todo es un aspecto de ti.

Y ni siquiera es un aspecto, porque todo eres tú, porque solo existe eso. Pero tienes que encontrar quién eres, y después los juicios van a caer y vas a empezar a percibir el juego. Claro que cuando estás encerrado en el sufrimiento, en la pérdida, en la angustia, en la injusticia y en el victimismo, todas esas cosas suenan absurdas, a cualquier humano le suena absurdo perfección, la gente odia esa palabra. «¿Que quieres decir con perfecto?» «¡Será perfecto para ti!». Una vez que el juicio se va, es una perfecta ilusión de dualidad.

Tú eres los demás, así que tú tienes que ser eso para ti mismo. Tú tienes que percibir la perfección a través de conocer tu propia perfección, y tu propia perfección es el amor incondicional a ti mismo dentro de la experiencia humana, el ser perfectamente humano y abrazar eso, de la misma manera que puedes abrazar todo.

Muchas cosas suceden en la naturaleza y tenemos juicios incluso con eso, todas las separaciones están causadas por juicios, pero todo se está desenvolviendo perfectamente: la naturaleza, la humanidad, todo. Ésta es una experiencia humana y una vez que podemos percibir eso desde un lugar de amor incondicional, entonces recibimos el espejo de la perfección, y es ahí cuando los juicios caen.

Summary
La perfección de la dualidad
Article Name
La perfección de la dualidad
Description
Ésta es dualidad pura: tiempo y espacio, nacimiento y muerte, dos extremos: está la luz y está la oscuridad, está el miedo y está el amor.
Author
Publisher Name
Isha
Publisher Logo