Tú creas todo, en cada momento. Perfectamente.  Tú siempre creas exactamente lo que necesitas para poder crecer: para poder retornar a la grandeza de quien eres.

Podemos sanar

Durante le proceso de sanación, algunas veces creamos situaciones muy extrañas. Muchas de las cosas que atravesamos en el camino a la expansión de nuestra conciencia no van a tener ningún sentido. Pero no se supone que deban tener ningún sentido: estas situaciones están diseñadas para sanar tus creencias limitantes, para provocar las emociones que has aprendido a evadir y reprimir durante tu vida.

La inocencia es tu aliado

En esos momentos, es importante no intentar comprender lo que está sucediendo, no trates de encontrar una forma de escaparte.  En vez de eso, solo sé completamente inocente y siente cualquier emoción en su totalidad. Mientras más puedas soltar y permitirle a todo moverse naturalmente, más rápidamente se va a expandir tu conciencia.

Libera tus emociones

Mucho del estrés que hemos acumulado a través de nuestras vidas está atorado en el sistema nervioso y cuando se va, usualmente lo hace a través de la liberación de las emociones.

Empezar a ver los regalos de la vida 

Algunas veces vas a crear situaciones increíbles, y vas a sobrepasar al intelecto y conectarte con las emociones que tanto necesitas sentir. Cuando haces este cambio de percepción, vas a comenzar a ver que algunas de las cosas que parecían los peores momentos de tu vida, fueron realmente los mejores. Eso que sucedió, en realidad, te estaba retornando a casa, a ti mismo.

¿Analizas todo lo que te sucede?

A veces analizamos demasiado. ¡Para de pensar!  Lo que experimentamos siempre es perfecto, solo tenemos que ser inocentes y estar presentes en cada momento. Si necesitamos entender algo, va a hacerse muy claro para nosotros.

La claridad va a llegar cuando menos la esperas. Puede llegar en forma de un comentario casual de un amigo, o tal vez el próximo taxista te mencione algo que te hará preguntarte si detrás de esa barba y esa voz gruesa, no se esconde realmente un viejo maestro Zen.

Todo existe para servirte

Siempre habrá alguien que te diga exactamente lo que necesitas oír. Mantente siempre abierto a tu Universo, escucha todo. Yo los escucho a todos, siempre. Si en algún momento necesito saber algo, eso viene. Así, solo, en el momento. Usualmente, la cabeza es muy fuerte, pero ustedes están aquí, leyendo esta columna. Eso es lo importante.

La resistencia aparece, pero sigue expandiendo tu conciencia

A medida que expandimos nuestra conciencia y comenzamos a confrontar nuestras limitaciones, es natural experimentar resistencia. La mente está simplemente tratando de aferrarse a su experiencia de dualidad, está tratando de defender sus limitaciones.

Es por eso que es tan importante no darle poder a los pensamientos. Nuestros pensamientos son muy poderosos y cuando vas llegando a niveles de conciencia más elevados, ellos van a luchar incluso más fuertemente, tratando desesperadamente de mantener la ilusión de dualidad.

La verdad absoluta que viene con la experiencia de conciencia es como un veneno para la mente. Ella estremece las bases del intelecto y amenaza con quitarle el control, al que se había acostumbrado tanto.

“Todo es perfecto exactamente como es”.

Este tipo de revelaciones va en contra de todo lo que el intelecto percibe como verdadero, de modo que la resistencia que estás experimentando es perfectamente normal, es el resultado de eso. Solo sigue llevando tu atención gentilmente de regreso adentro y con el tiempo, eso va a cambiar.

Confía en tu corazón

La voz del corazón no conoce límites, no le teme a ningún obstáculo. La voz del intelecto te va a mantener en la duda y si le crees, tu esperanza va a flaquear y morir. No le prestes atención a las dudas llenas de miedo del intelecto: confía en el corazón y mantente firme en tu objetivo.

El compromiso
del corazón
puede atravesar
cualquier
obstáculo.