was successfully added to your cart.

Revista Cosas, Chile

By 7 Septiembre, 2015Entrevistas

Revista Cosas, Chile
Catalina Pulido, rostro de Stella McCartney.
Mayo 2007

resized

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Catalina Pulido, rostro de Stella McCartney

“Quiero estar SOLA”

Esta actriz está soltera y dedicada en un ciento por ciento a sus hijos. Laboralmente quiere volver a actuar; de hecho, está llena de proyectos, pero además se siente muy honrada de ser uno de los rostros para Latinoamérica de la nueva línea deportiva que hizo una de las diseñadoras más top del mundo, Stella McCartney, para Adidas. Aquí las confesiones de una Cata distinta. Más reflexiva y menos impulsiva.

Carolina Honorato C. / Fotos: Jorge Bustos P. / Producción: Francisca Reyes / Peinado y maquillaje: María Paz Urra.

Por esas casualidades de la vida, un día antes de la entrevista nos topamos en la reinauguración del segundo piso del restaurante “Amorío”. Ahí estaba la colorina de mirada desafiante, de personalidad fuerte, muerta de la risa. Sin embargo, después de un diálogo corto y preciso, era fácil adivinar que esta mujer de pensamiento hablado estaba más tranquila, bastante reflexiva y mucho menos impulsiva. De hecho, cuando apareció al día siguiente para la entrevista, no llamó para nada la atención su actitud casi zen, sin perder las proporciones ¡por supuesto! Sigue manteniendo su esencia, su honestidad, su humor ácido e irónico.

Lo primero que confiesa es que está sumamente orgullosa de que Stella McCartney la haya elegido como rostro para su campaña con Adidas. De hecho, esa misma tarde era el lanzamiento de la colección y el celular de Cata no para de sonar. Todos quieren ir al evento. “Todo lo que ha pasado con Stella McCartney ha sido mágico, porque de verdad no sé cómo llegaron a mí, pero me siento muy orgullosa, porque toda mi vida la he admirado, uno que sabe de moda y de iconos fashion… Un día me llamaron para una reunión y me ofrecieron ser rostro para Latinoamérica de la línea deportiva que hizo para Adidas. Una ropa preciosa para yoga, diseños femeninos, de una delicadeza increíble”, cuenta mientras empieza a detallar su vida. “Estoy soltera, ciento por ciento dedicada a mis hijos… ¿Hombres? No. Estoy sola, muy bien sola. Me levanto a las 7:30 de la mañana, voy a dejar a Sashita al colegio, me tomo mi té de jengibre, luego León se va al jardín y a las nueve de la mañana estoy haciendo yoga”. Después ensaya para la obra de teatro “Hamelin”, que se estrena a fines de mayo, con Willy Semler, Juan Pablo Sáez, Alex Sizis, Esperanza Silva y Tiago Correa.

–¿Soltera?
–Ya te contaré… Pero lo más importante era que necesitaba volver a centrarme en mí y en mis hijos. Necesitaba estar sola y volver a actuar, porque es ahí donde canalizo mis procesos, me hacía falta. Es mi terapia. Cuando se está triste, mal o confundida, uno debe llorar, reírse, cantar o actuar.

“Lo negativo lo desecho, no me intoxico”
Como la buena racha no viene sola, a la Pulido se le sigue renovando su contrato con una multitienda, lo que no sólo la tiene feliz, sino, además, donde se siente prácticamente en su casa. Y vuelve al tema de la actuación, porque definitivamente –por lo que confiesa– la necesitaba, luego de que se alejara de ella tras entramparse en una batalla judicial contra TVN, cuando no quisieron respetarle su fuero maternal. “La verdad es que eso fue una pérdida de tiempo, las personas se lo tomaron como algo personal, fui mal asesorada. Yo no me arrepiento de nada, valió la pena porque se cambiaron las leyes laborales con respecto a los actores en este país, pero personalmente no tuve ningún beneficio. Tuvo un alto costo emocional”. Hay que recordar, eso sí, que Catalina Pulido lleva sólo un año lejos de la pantalla, ya que después de ese episodio fue contratada por Canal 13 para conducir “El Rival más Débil” y “Granjeras”. Y como la vida es redonda, hoy no sólo está llena de proyectos en Chile, sino que también debe irse a Buenos Aires a hacer una miniserie, creada por IMC coproducción Underground Argentina, que se llamaría “Yo Catalina”.

–¿De verdad sentiste que te aconsejaron mal con lo de TVN?
–Sí, fue un mal asesoramiento de parte de mis abogados. No lo debí haber hecho, no me correspondía a mí. Me da lata reflotar este asunto…, pero ya pasaron las malas portadas.

–Malas portadas que también tuvieron que ver con todo lo que fue tu proceso de separación de Enzo Reyes. La última vez que te entrevisté, estabas separada; sin embargo, un tiempo después, a fines de 2004, decidiste irte a Brasil con toda tu familia, tratando de salvar la situación. ¿Qué pasó allá?
–Yo lucho hasta el final, pero cuando las cosas no resultan, no hay nada más que hacer. No le debo nada a nadie. Me retiré con la frente bien el alto y di todo de mí.
En Brasil estuvo siete meses. “Fue una experiencia increíble, en el sentido de que fueron unas largas vacaciones, pero es difícil estar lejos de tu país, de tu familia, cuando uno no tiene una buena relación de pareja. Estaba sola y pasándolo mal. Cada uno estaba en lo suyo. El lugar era un paraíso, pero no nuestra vida”.

–¿El daño era irreparable?
–Obvio. Las personas cuando se quieren también se dicen cosas hirientes, se hacen cosas que no debieran…

Finalmente decidió volver. “Esta es mi casa, aquí estaba mi familia, mi mamá, mis hermanos, mis amigos”.

–¿Cómo van las cosas con Enzo?
–Hoy bien, cada día mejor. Nosotros antes de irnos a Brasil hicimos una terapia de pareja y nos hizo muy bien, porque nos dijimos todo. Fue muy sano. Ahí aprendí que las relaciones de pareja hay que terminarlas sin nada adentro, porque ese poco que no resolviste te va a molestar el resto de la vida.

–¿Cómo están los niños?
–En ese entonces León era bien chico, entonces no entendió mucho lo que estaba ocurriendo, pero fue difícil para todos. El término de una relación es un terremoto. Dicen que una separación es una de las tres cosas que más duele en la vida. Es una de las etapas más duras que me ha tocado vivir.

Cuando volvió, Catalina Pulido se enamoró de su mejor amigo. “Fue heavy, porque yo necesitaba aprender a estar sola. Me salté un importante proceso, pero no me arrepiento, porque primero que todo, él siempre va a ser mi mejor amigo. Su rol en mi vida fue reconciliarme con el género masculino. Saber que existen hombres dulces, tiernos… El lado más femenino del hombre lo tuve con él y eso lo necesitaba. Así es que, gracias”.
Reserva esta historia para ella, pero confiesa que está bien, aunque la ruptura con su ex pareja fue hace poco.

Pin It on Pinterest

Share This