was successfully added to your cart.

El miedo a lo desconocido

By 15 Julio, 2015Artículos

Cuando tienes esa sensación de vacío interno siempre lo asocias al miedo, y es que temes a lo desconocido, o sea, no es que haya miedo allí, sino que el intelecto está creando miedo porque no puede entender. Y es justamente por esto que los seres humanos se quedan estancados en situaciones que les causan sufrimiento, porque prefieren quedarse con ese padecimiento en vez de dar un paso hacia adelante, en vez de salir de ahí y entrar en algo que no conocen, que no saben qué es. ¿Y por qué esto es así?

Porque el intelecto nos dice y hemos aprendido que para avanzar o cambiar tenemos que saber o conocer qué hay ahí, porque si yo sé, entonces puedo controlar la situación, y si no sé, no tengo control, y esto, justamente, el perder el control, es lo que más aterroriza al intelecto.

Porque el intelecto tiene que poder entender y poner un rótulo para así poder controlar el resultado, la experiencia, lo que se podrá sentir y lo que no. Y cuando no nos gusta lo que es diferente, es porque no se puede entender ni tener de antemano un plan, un control. No puedo controlar si no entiendo, y el miedo que hay realmente en ese vacío es eso: lo que desconocemos, lo nuevo, lo que cambia, lo que no tiene historia o no se ha experimentado antes.

Lo que no sabes es que hay amor allí, y hay una cantidad ilimitada de amor, y esto es otra cosa que el intelecto no puede entender: el amor. ¿Qué es el amor? Es una experiencia en la cual a los seres humanos más les cuesta confiar.

“No confío en el amor”, “el amor me abandonó”, “el amor me traicionó”. Pero ese es el amor condicional. Por eso es que siempre les digo que tienen que ir mas allá de la ilusión de dualidad, de ese miedo, acercarse a él, descubrir cómo siempre del otro lado del miedo está el amor. Por eso insisto en decirles que el miedo es una ilusión, es como un velo muy finito que se evapora en cuanto lo tocan.

Si toco el miedo, se evapora en presencia de las vibraciones más altas del amor. Así de frágil es el miedo. Y como es una ilusión, puedo seguir avanzando dentro de ese lugar, de lo desconocido, y tienes que empujar lo desconocido para descubrir lo que hay allí, para transformarlo en conocido. Esto es evolucionar: para ser más tengo que cambiar, para cambiar, tengo que hacer algo diferente, tengo que insistir, yendo más allá, ¡porque si no, no estás vivo!

¿Y por qué digo esto? Porque si no vas más allá no te estás experimentando a ti mismo, ni tu potencial, ni tu grandeza que late y está esperando en ese lugar desconocido, solo estás flotando por allí, como un zombie, caminando muerto.

Entonces, anímate a vivir con pasión, un ciento por ciento, a experimentar la plenitud, la dicha, la paz y el amor incondicional que puedes descubrir en tu corazón. No está en ningún otro lugar más que allí, y cuando lo encuentres verás que siempre lo supiste, que no era desconocido, sino que por algún tiempo lo habías olvidado. Ese miedo se transforma así en un gran maestro, y caminando hacia él, siempre podrás encontrar más y más de la verdad de quien eres.

“El miedo a lo desconocido” – Punto Mujer – Emol.com – Chile, Abril 2011

Pin It on Pinterest

Share This