Con tu llegada a nuestro Centro, Isha y los maestros nos sentimos muy contentos, dando lo mejor de nosotros para que desde el primer momento empieces a lograr el propósito que te trae!

La programación de las actividades con Isha es flexible y abierta a factores cambiantes del horario, clima, número de participantes, buscando siempre los mejores momentos para que puedas vivir dentro del centro o disfrutar en lugares de hermosa naturaleza.

El primer día, luego de darte la bienvenida y de tu acomodación dentro del cuarto, te acompañaremos en tu primer recorrido interior por nuestra casa desde la que podrás disfrutar la hermosa vista del balneario que tenemos frente.

El día de tu llegada, terminada la cena que inicia a las 19 horas,  y ya enterado de la programación, podrás iniciarte con una hora de práctica en la meditación Isha Judd, que podrás culminar en la mañana del día siguiente. Si ya has tomado anteriormente el seminario, la misma noche de tu llegada, antes de retirarte a descansar, podrás disfrutar de una de las últimas películas de Isha.

Cada día a las 7 de la mañana, lo iniciamos aprovechando la frescura y vitalidad de las primeras horas, con una práctica optativa de ejercicio físico suave y de estiramiento como yoga o chi kung, buen preludio para a las 8 hrs. pasar a desayunar disfrutando el compartir con tus compañeros. De 9 a 12 hrs. nos dedicamos a meditar con ojos cerrados y culminamos la mañana con una inspiradora conferencia en la que Isha responde las preguntas de los participantes sobre del proceso interior y aspectos de la vida en general.

 

 

 

 

A las 13 hrs. almorzamos y al culminar participamos del ejercicio del amor conciencia, aprendiendo a sostener con los ojos abiertos la experiencia de paz que hemos ido logrando en la unificación con los ojos cerrados. Luego retornamos la unificación en grupo o la practicamos en espacios naturales.

El ejercicio físico de la tarde de 17 hrs. a 18 hrs., le da a nuestro día un aire festivo con baile o aeróbics, de caminar o trotar bordeando nuestra playa.

Luego del reencuentro de la cena a las 19:30, reunidos en pequeños grupos con los maestros, cerramos el día con un momento privilegiado para compartir las vivencias del día, aprender a conectarnos sanamente con las emociones e intercambiar con los compañeros que día a día comparten contigo la misma búsqueda.

Cada día que transcurre tienes la oportunidad de elegirte momento a momento descubriendo en dicha tu experiencia de amor y paz interior.