was successfully added to your cart.

Destrucción suena negativo pero…

By 8 Agosto, 2016Blog

Destrucción suena negativo, pero la verdad es que la sabiduría proviene de la destrucción. El vacío viene de la destrucción de nuestro parloteo interno: de las ideas, las opiniones, los juicios y los conceptos que luchan por tener nuestra atención. Este ruido de fondo, ese zumbido de estática, es lo que nos mantiene distraídos, ciegos, ignorantes de nuestra verdadera naturaleza, de la gloria y la belleza del ser. Presentes en uno mismo es donde descubrimos el asombro. En el ser –sin nada más, sólo el ser puro– es donde encontramos la satisfacción. En ese vacío se descubre lo elusivo, se comprueba que podemos lograr todo aquello por lo que hemos estado luchando, controlando y obteniendo, y por lo que nos quejamos al momento de realizarlo, de ser alguien, de superarnos.

El ser ha estado ahí todo el tiempo, esperando por nosotros para levantar las manos con desesperación y, finalmente, dejar de buscar la realización afuera de nosotros mismos.

Cuando encontramos ese estado interior, la alegría del amor-conciencia empieza a penetrar en cada momento, en cada una de nuestras acciones. Nos convertimos en artistas, en creadores, y entregamos al mundo nuestra propia expresión. No tratamos de tomar ventaja, ni nos centramos en cómo podemos beneficiarnos. Sólo damos y añadimos nuestro propio sabor a la mezcla. Durante ese intercambio uno empieza a encontrar alegría y satisfacción.

Deja una respuesta

Pin It on Pinterest

Share This